13 Jul 2013

Infertilidad

*ESTERILIDAD O INFERTILIDAD*

Esterilidad es la incapacidad de conseguir un embarazo tras un año de haber mantenido relaciones sexuales normales sin protección. Mientras que infertilidad es cuando la
mujer se queda embarazada y ese embarazo no llega a término, es decir, cuando se produce un aborto.

-¿Cuáles son los tratamientos más frecuentes ante un caso de infertilidad?
La inseminación artificial es la técnica más sencilla y más frecuente. Normalmente, se realiza cuando una pareja no tiene problemas importantes: la mujer tiene una edad
inferior a 37 o 38 años, presenta una reserva de óvulos normal y la muestra de semen del varón (seminograma) no presenta anomalías importantes.
Pero si resulta que la mujer tiene una reserva de óvulos baja, su edad está por encima de los 38 años o el varón tiene problemas en relación a la muestra semen, a veces
recurrimos directamente a una fecundación in vitro o, también, se puede dar el caso de recurrir a una donación, que actualmente representa un tercio de los ciclos que
realizamos en la clínica. Hay que tener en cuenta que el factor edad materno-avanzado en la mujer (cada vez se es madre a una edad más avanzada) es uno de los
factores que más influyen en los casos de infertilidad, en la posibilidad de conseguir una gestación.
El momento en el que una pareja debe consultar depende básicamente de la edad, y de la edad de la mujer, no del varón. Si la mujer es muy joven (por debajo de los 30
años) pueden esperar un año o año y medio antes de consultar; si la mujer tiene menos de 35 años, un máximo de un año intentando un embarazo espontáneo es
razonable; a partir de ahí, entre 6 meses y un año, y por encima de los 40 años no habría mucho que esperar. Lo cierto es que el embarazo espontáneo –si todo está bien-
ocurre tan sólo en un 25% de las veces que una pareja joven tiene relaciones alrededor de la ovulación, es decir, que hay que darle cierto tiempo a la naturaleza. Ahora
bien, la fertilidad de la mujer desciende rápidamente a partir de los 35 años, y casi desaparece a partir de los 40, por lo que la edad de la mujer va a marcar estos tiempos.
más serios (trompas bloqueadas, espermatozoides de mala calidad), y la microinyección se emplea cuando hay muy pocos espermatozoides o éstos son de muy mala
calidad.
Brevemente, la inseminación artificial o IAH consiste en colocar la muestra de espermatozoides ya preparados dentro del útero; es un procedimiento que se hace en la
consulta, no es doloroso, y se suele combinar con una estimulación de los ovarios para que haya más de 1 óvulo. Pero luego la fecundación de éste óvulo ocurre de forma
natural en las trompas, y el embrión debe llegar al útero para implantar. En cambio, la fecundación in vitro o FIV consiste en extraer los óvulos al exterior y fecundarlos en el
laboratorio (in vitro). Siempre se acompaña de una estimulación ovárica, se hace en el quirófano con una breve anestesia, y lo que se coloca en el útero ya son embriones
en división, por lo que la probabilidad de embarazo que ofrece es mucho mayor que la IAH. Para la FIV ponemos unos 50.000 o 100.000 espermatozoides alrededor del
óvulo y sólo 1 lo va a fecundar; en la microinyección espermática o ICSI nosotros elegimos el espermatozoide que va a fecundar y lo inyectamos en el óvulo: esta técnica
se emplea cuando hay muy pocos espermatozoides, y la probabilidad de embarazo es tan alta como con la FIV.
Los tratamientos oncológicos –quimio y radioterapia- tienen en su mayoría un gran impacto negativo sobre los testículos y los ovarios. Si la mujer es muy joven puede tener
posteriormente una probabilidad de embarazo de un 30%, pero si es mayor, puede producirse una infertilidad secundaria al tratamiento del cáncer. Hoy en día es posible
preservar la fertilidad congelando óvulos o tejido ovárico ANTES de recibir la quimioterapia, y siempre con el visto bueno de su oncólogo que es quien autorizará estos
tratamientos. En el caso del varón es exactamente igual, pero es mucho más sencillo, ya que se puede congelar una muestra en un día, mientras que la mujer va a
necesitar un par de semanas para poder obtener los óvulos.



Post a Comment