19 Jul 2013

Toco renancentista en tu techo

*UN TOQUE RENANCENTISTA AL TECHO DE TU CASA*

Actualmente, este recurso decorativo aparece en materiales tan diversos como la tradicional escayola o el moderno poliestireno. En el caso que a continuación exponemos
hemos optado por el segundo material, debido a su fácil decoración y bajo coste.  Con este trabajo podremos jugar con los efectos de volumen del techo y dar un toque
elegante a nuestro hogar. Para llevarlo a cabo, precisaremos de ingletes, sierra, atornillador, lija, brocha, tiralíneas, pistola aplicadora, molduras, cola, pintura plástica y
tirafondos. Preparando pared y techo
Tras medir la cantidad de material que necesitaremos, empezaremos por preparar la pared. Para ello, lijaremos la franja donde irá encolada la moldura y desengrasaremos
esta parte de la pared y del techo con agua jabonosa.  Antes de colocar ninguna pieza, calcularemos exactamente la franja de pared que cubre la moldura y la parte de
techo. Trasladaremos esta medida a ambas zonas marcando con precisión el espacio que quedará cubierto con el poliestireno. Para alinear las molduras a la perfección,
marcaremos con el tiralíneas la distancia exacta para que el ornamento cubra la misma superficie de techo que de pared. Pegando las molduras
Las molduras que usemos tienen que casar con rincones y esquinas. Para ello, tendremos que cortar el poliestireno a 45 grados (a no ser que hallemos piezas previamente
cortadas). Para pegar las molduras, aplicaremos el adhesivo sobre el poliestireno, preferiblemente con cola acrílica. Comenzaremos pegando los rincones y esquinas,
ajustando a la perfección las juntas en bisel. En la colocación de estas piezas es importante tener en cuenta la forma de la moldura, que en ocasiones tiene un sentido, es
decir, la parte superior e inferior son distintas. Retoques definitivos
Tendremos que alinear bien las molduras, disimulando las juntas en bisel con pasta. En cuanto seque la cola de fijación, lijaremos todas las irregularidades de las juntas
con papel de lija muy fino. Terminaremos aplicando dos manos de pintura plástica directamente o, si queremos un mejor acabado, una mano de imprimación selladora y
dos de pintura compatible con el poliestireno (la plástica va a la perfección).


Post a Comment