7 Aug 2013

Extrenimiento en el embarazo

*EXTRENIMIENTO EN EL EMBARAZO*

El estrenimiento es un problema bastante frecuente durante el embarazo. El alto nivel de progesterona relaja la musculatura y reduce el movimiento peristáltico del 
intestino, lo que dificulta el tránsito intestinal y provoca el estreñimiento. El problema puede incrementarse a medida que avanza el embarazo, a causa de la presión que 
ejerce el útero sobre el recto. Al sufrir estreñimiento es importante que prestes una atención especial a tu cuerpo. Hacer ejercicio con regularidad te será beneficioso porque 
te aliviará el problema y te ayudará a estar en forma. También te resultará útil acostumbrar el organismo a ir al baño de forma diaria, a ser posible por la mañana. Sabemos 
que el estreñimiento es bastante frecuente durante el embarazo. El alto nivel de progesterona relaja la musculatura y reduce el movimiento peristáltico del intestino, lo que 
dificulta el tránsito intestinal y provoca el estreñimiento. Como el resto de nuestro organismo, el aparato digestivo tiene su reflejo en la planta de los pies. Por tanto, vamos 
a tratar esa zona para ayudar a solucionar el estreñimiento y los gases: "Sujetamos el pie con una mano y con la yema del dedo pulgar de la otra presionamos 
suavemente, pero con firmeza, el punto del plexo solar, de dos a tres veces".
Durante el embarazo, debido, sobre todo, a factores hormonales y a la presión que el útero ejerce sobre el intestino, uno de los trastornos que más afecta a la futura mamá 
es el estreñimiento. Cuando la futura mamá sufre estreñimiento, puede adoptar algunas medidas, como incluir en su dieta alimentos que faciliten la digestión y agilicen el 
tránsito intestinal.
Por otro lado, puedes seguir algunos consejos de alimentación para combatirlo:
-Bebe un vaso de agua o un zumo de frutas cinco minutos antes de desayunar. También es aconsejable que bebas agua entre las comidas.
-Come alimentos con alto contenido en fibra, como los cereales, el pan integral o las verduras frescas. La fibra está presente en alimentos de origen vegetal como las 
hortalizas y verduras, las frutas, los legumbres y los frutos secos. Son especialmente eficaces las ciruelas y el kiwi. En cambio, se aconseja no consumir plátano ni 
verduras como la col, la coliflor, la cebolla o el pepino.
-Evita la ingesta de harinas y el consumo de arroz.
-Por la noche, puede irte bien tomar postres azucarados como yogur, dátiles, higos o ciruelas.
-Los frutos secos y frutas desecadas son los que mayor aporte de fibra proporcionan (12-16g/100g), aunque no conviene abusar de ellas, porque son muy calóricos.
Es muy normal que, durante la gestación, algunas mujeres se sientan más estreñidas que en otras épocas. Hay algunas que llegan a estar sin conseguir evacuar hasta 2 o 
3 días, lo que provoca un estado de irritación y de nerviosismo, no sólo por el estreñimiento sino también por los gases que esta situación provoca, y por no saber qué 
hacer para normalizar su tránsito intestinal. Para atajar este problema, no es aconsejable utilizar medicamentos, sino una alimentación rica en fibra y con abundantes 
líquidos. El aumento del consumo de alimentos ricos en fibra, como son las verduras, frutas y las legumbres, junto con el agua, dilatarán el bolo intestinal para facilitar las 
visitas al baño. Si estás embarazada, algunos vegetales como las espinacas, acelgas, lechugas, judías verdes, etc., deben fornar parte de tu dieta. También las frutas 
como mangos, naranjas, kiwi, uvas, y todas las que tengan un efecto laxante, no astringente, deben estar presentes todos los días en tu alimentación. Aparte una 
alimentación rica en frutas y verduras, se debe tomar más de litro y medio de agua al día. Si no consigues mejorar, puedes comprar productos naturales como laxantes 
suaves como la leche de magnesia, o utilizar los supositorios de glicerina, que son muy efectivos para vaciar el recto. Los ejercicios físicos también están recomendados 
para evitar el estreñimiento. En el caso de que el estreñimiento sea persistente, lo mejor es que consultes con tu medico. Si sueles estar estreñida, no esperes mucho 
tiempo para combatir esta molestia. Un estreñimiento prolongado, aparte de las incomodidades que provoca, también te puede acarrear otros problemas mayores. El 
esfuerzo que haces para expulsar las heces aumenta la presion sobre las paredes del intestno y no permite la circulación normal de la sangre, lo que puede provocar la 
dilatación de las venas y la formación de varices o bien problemas de hemorroides, fisura anal, diverticulos, colitis, etc.








Post a Comment