25 Nov 2013

El Gato y su misterio

*EL GATO Y SU MISTERIO*



Para poder dar una respuesta a esta pregunta, es necesario remontarnos en el tiempo. Los egipcios fueron, tal vez, los primeros en ver en el gato su caudal mágico.   Los 
antiguos habitantes del Nilo veneraban a este animal a tal punto que la diosa Bastet, símbolo de belleza y fecundidad, era representada por un gato.Los egipcios, además, 
inoculaban a los felinos algunas gotas de su sangre para protegerlos de las enfermedades y los malos espíritus e incluso estaba prohibido matar a un gato so pena capital. 
En este sentido, Diodoro de Sicilia, historiador del siglo I antes de Cristo, aseguró haber visto en Egipto asesinar a una persona por haber dado muerte a un gato. En 
aquella civilización, si un gato moría, la familia vestía luto y todos se rapaban las cejas a navaja y embalsamaban al felino envolviéndolo en finos lienzos; se le metía en un 
sarcófago de madera noble o bronce. Si se declaraba un incendio, lo primero que se salvaba era al gato, según cuenta Horodoto, historiador griego del siglo V antes de 
Cristo. En la cultura de la antigua Roma, los gatos, igualmente, tenían un sitial privilegiado bajo la tutela de Diana. Según la leyenda, esta diosa asumió en varias ocasiones 
la forma de un gato; de allí que se le consideró como sagrado. En la cultura nórdica o Vikinga los gatos se relacionaban a Freyja, la Diosa esposa de Odin y eran 
apreciados como animales mágicos y muy positivos. En la China, el filósofo  Confucio protegía a este animal y tenía uno en su compañía y, por su lado, Mahoma predicaba 
sosteniendo a un gato en sus brazos. En el antiguo Japón, estos animales habitaban las pagodas para proteger los manuscritos de la voracidad de los ratones lo cual se 
consideraba como positivo. En todo aquel tiempo, el hecho de que se cruzara un gato en el camino de una persona reportaba buena suerte. Sin embargo, a partir de la 
Edad Media, la connotación de  los gatos cambia.  En ese momento, empieza a vincularse con las brujas, la oscuridad y con lo negativo llegando, incluso, a asegurarse 
que las brujas se transformaban en enormes gatos negros para merodear por el poblado. Esta creencia estuvo fuertemente arraigada en la colonia inglesa de América del 
Norte.  



En este sentido, las brujas de Salem fueron puestas ante el juez acusadas de adquirir la forma de gatos negros para acudir a sus aquelarres.El gato es un animal 
que ha estado junto al hombre en casi todas las civilizaciones, como en el antiguo Egipto, donde fue tenido como un bicho sagrado que al morir lo embalsamaban y era 
sepultado en compañía de ratones. También los musulmanes siempre mostraron gran estima por los gatos, pues el profeta Mahoma les prometió un puesto en el paraíso. 
Este animal casero se ha prestado a un sinfín de suposiciones y creencias por el gran apego que tiene a la libertad y sus facultades para la visión nocturna; además, en el 
mundo literario y de los cuentos, ha servido muchas veces como modelo y ejemplo de hipocresía y despego. Cruzarse con un gato negro fue signo de mal agüero; en 
cambio, su aparición en un banquete de bodas era una señal de matrimonio afortunado; entre tahúres y aficionados a la apuesta era cosa de buen tono el sobar el lomo a 
un gato antes del envite y la partida; además, en estos días de lotería navideña, todavía encontramos que muchas administraciones llevan como rótulo y reclamo el nombre 
de Gato Negro. 
En otro orden de asuntos, acerca del animal, una de las apariencias más usuales del espíritu maligno ha sido en forma gatuna, por ello siempre hubo quien encontrara 
relación entre el felino y la hechicería, contando que con sus grasas y pellejos podían elaborarse ungüentos y pomadas de diversa utilidad; además, podría encontrarse sin 
esfuerzo en el folclore tradicional un listado interminable de viejos cuentos y leyendas que hablan de la aparición del diablo con forma de gato. En muchas zonas rurales del 
noroeste peninsular se tuvo por cosa cierta que al tragar pelos de gato negro uno se volvía loco sin remedio, y que comer algo que hubiera lamido el gato era causa segura 
de enfermedad, además en muchos otros lugares quedan reliquias patentes de antiguas creencias sobre este animal, así cuando un gato se lame las patas con insistencia 
y anochece es que se acerca una visita, y si una joven le pisa la cola aunque sea sin querer, que tenga por cosa cierta que ha de pasar hasta un año antes de que se 
pueda casar, además el que un gato salte por encima del ataúd es señal segura de que el difunto vendrá, resucitado, a pedir cuentas a deudos y familiares. 


Matar un gato 
además de traer mala sombra, nunca fue cosa sencilla, pues tiene hasta siete vidas, y sepan cuantos turben el sueño de este felino, que tendrán mala fortuna. Sin 
embargo, nuestro gato también es causante de remedios y satisfacciones, pues se creyó, en otro tiempo, que del asma se sanaba con comer carne de gato, que sus 
orines mejoraban los males de oídos y que el catarro y el resfriado se curaban bebiendo vasos de agua en que se mojara el rabo del gato. El animal también ocupa un lugar 
no despreciable en creencias populares sobre el clima: si el gato duerme con el lomo hacia arriba, hiela seguro; si se agarra a la falda del ama, no tardará en llegar 
tormenta; si juega con las madejas, poco falta para el vendaval, y si se lava el hocico, es aviso de lluvia próxima o chaparrón; además, hasta los propios arañazos sirvieron, 
en su día, para interpretar presagios: si estaban en diagonal, el trabajo acabaría bien; si eran horizontales, seguro que habría dificultades; pero si estaban en curva, seguro 
que habría sucesos de gravedad. Todavía podemos ver al gato muy presente en el ámbito rural; pero este felino ganó mucho como mascota en el medio ciudadano, donde 
la escasez de espacio en los hogares redujo su independencia y propició la vida en común, más estrecha con el hombre, como animal de perfecta compañía, a la vez que 
se va echando en olvido todo aquel misterio de los gatos.


Desde la antigüedad se ha creído que los gatos tienen una conexión especial con lo mágico, lo esotérico, con el plano más allá de la muerte, con otra dimensión. Así como 
los perros son nuestros fieles guardianes en el plano físico, los gatos lo son en la dimensión de lo espiritual o energético. Muchas veces podemos observar a los gatos en 
actitudes que nos parecen sumamente extrañas: mirando hacia el vacío, atentos a algo que no se ve, maullando en torno a nuestro hogar o dentro de alguna habitación, 
huyendo de un invisible peligro y listo para atacar si es que se acerca a su propietario. Los gatos, probablemente perciben una energía que nosotros no. Posiblemente ven 
cosas que nosotros no vemos y absorben las cargas, limpian nuestro ambiente y nos libran de malas energías. No es raro que cuando la carga es excesivamente negativa 
los gatos tiendan a enfermarse, incluso gravemente, casi sin explicación. Hay quienes dicen que cuando dormimos no es nuestra psiquis la que genera los sueños, sino 
que viajamos hacia una dimensión paralela en el denominado “viaje astral”. Se dice también que los gatos disfrutan de dormir con sus propietarios, porque pueden ir con 
ellos, cuidando sus viajes y protegiendo su cuerpo. Los gatos captan y absorben las energías y nos ayudan a sanar nuestros cuerpos y nuestras almas. Son la esencia del 
amor mismo. Cuesta que confíen, pero una vez que lo hacen, es para dar su vida por nosotros. Si un gato llega a tu vida, préstale atención; quizás te esté queriendo decir 
algo. Quizás tenga algo que mostrarte. O simplemente quiera aliviar tu carga. Quizás por ello los gatos se perciban como seres que se sienten superiores al resto, que 
miran con cierta displicencia a quienes lo rodean. Quizás sea verdad. Tal vez los egipcios y muchas otras civilizaciones tenían razón. El gato tiene una conexión especial 
con el mundo espiritual y sólo debemos dejar que nos ayude. Seamos humildes; no intentemos entender algo que escapa a nuestra lógica. En la actualidad, se está 
cambiando esta creencia negativa sobre los gatos.  Ahora se  considera capaz de brindar protección a su dueño incluso de peligros paranormales, detectando presencias 
incorpóreas y revelando el carácter negativo de un lugar, persona o cosa: allí donde el gato se siente incómodo, o de donde huye, no debe permanecer el hombre. Desde la 
antigüedad se ha creído que los gatos tienen una conexión especial con lo mágico, lo esotérico, con el plano más allá de la muerte, con otra dimensión. Así como los 
perros son fieles guardianes en el plano físico, los gatos lo son en la dimensión de lo espiritual o energético. Muchas veces se puede observar a los gatos en actitudes que 
parecen sumamente extrañas: mirando hacia el vacío, atentos a algo que no se ve, maullando en torno al hogar o dentro de alguna habitación, huyendo de un invisible 
peligro y listo para atacar si es que se acerca a su propietario. 



Los gatos, probablemente perciben una energía que el ser humano no, posiblemente ven cosas que el 
hombre no y absorben las cargas, limpian el ambiente y libran de malas energías. No es raro que cuando la carga es excesivamente negativa los gatos tiendan a 
enfermarse, incluso gravemente, casi sin explicación. Los gatos captan y absorben las energías y ayudan a sanar el cuerpo y el alma. Son la esencia del amor mismo. 
Cuesta que confíen, pero una vez que lo hacen, es para dar su vida por su dueño. Estos felinos han sido considerados, desde hace miles de años, como animales 
misteriosos, mágicos y a su alrededor han surgido supersticiones negativas pero también positivas. En la actualidad, se está cambiando la creencia negativa sobre los 
gatos. Ahora se considera capaz de brindar protección a su dueño incluso de peligros paranormales, detectando presencias incorpóreas y revelando el carácter negativo de 
un lugar, persona o cosa: allí donde el gato se siente incómodo, o de donde huye, no debe permanecer el hombre.


*EN EL TIEMPO EGIPCIO Y ANTIGUO:

Muchas de estas divinidades fueron zoomorfas, es decir, tuvieron la forma de animales, así Anubis, Dios de lo Muertos, tenía cabeza de chacal; Khnum, Dios Creador del 
Hombre, tenía cabeza de carnero; Horus Dios - Sol de cabeza de halcón, era una de las grandes divinidades del Valle del Nilo; Sekhmet, de cabeza de leona, diosa de la 
guerra sanguinaria y cruel.
Entre esta serie de divinidades, BAST diosa gato, venerada especialmente en el Delta del Nilo, también conocida como Ousbastis y Bastet, fue representada como una 

mujer, con cabeza felina. Su ciudad, Busbastis, que significa "mansión de la Diosa Bast", llegó a ser capital de Egipto en su momento de mayor esplendor, siendo el 

edificio más importante de la ciudad, el templo dedicado a la diosa.
El culto al Gato, aparece en el Antiguo Egipto alrededor del año 2900 A.C., y según la mitología la diosa gata Bastet, defendió al Dios - Sol Ra contra los ataques de la 
serpiente Apofis, una de las deidades del mal hija y esposa del propio Ra. Fue diosa de la guerra, de la fertilidad, de la alegría, de la maternidad, la fecundidad y otras 
virtudes femeninas, además de guardiana del hogar y feroz defensora de los hijos. El simbolismo de BAST y su culto, fueron complejos, por un lado representaba la energía 
del sol etérea, cálida y vivificante, siendo esta su parte evidentemente femenina; de otro lado, la conexión con el culto a la luna, proveniente de la parte misteriosa y amante 
de la noche, propia de los gatos. El Gato Sagrado de Bast, es asociado con la Diosa Bast, representada con figura humana y cabeza de gato. La natural gracia y quizás 
las cualidades maternales del gato, sugirieron a los egipcios algunos aspectos de la Diosa.
Entre los numerosos animales domésticos con que contaban los egipcios, merece la pena destacar al gato. Hay bastante polémica sobre su origen, pero todo parece indicar que procedía del Felis silvestris lybica, una especie salvaje del norte de África. Aunque hay restos de un culto religioso a Bastet ya en las primeras dinastías, no será hasta el Imperio Medio (2060-1786) cuando se generalice su representación en las tumbas, y esta situación pervivirá hasta finales del siglo IV d.C. Estas primeras representaciones en el Imperio Medio coinciden con la aparición de las primeras momias de este animal.
La popularidad del gato entre los egipcios se debía principalmente a su eficacia para librar las casas y graneros de roedores y serpientes. Más adelante se usó al gato como auxiliar en las actividades de caza, sobre todo de aves, sustituyendo al perro en estas labores. Esta es una de las capacidades que más llama la atención de los gatos egipcios. Efectivamente, existen varias pinturas murales en tumbas donde se observa al dueño de la misma en compañía de su mujer e hijos, practicando la cacería, actividad a la que eran muy aficionados los miembros de las clases superiores. En estas escenas se ve a la familia sobre una barca que navega entre las matas de papiros. El señor está de pie a punto de lanzar una especie de bumerán, que no es más que un palo curvo que no regresaba, sobre la presa (normalmente ánades). La función del gato es recoger las piezas abatidas y depositarlas en la barca. Este gato amaestrado, que aparece representado sobre todo en el Imperio Nuevo, llama precisamente la atención porque no sabemos cómo los adiestrarían los egipcios para esa función.
El nombre que los egipcios daban al gato era miu, en lo que parece claramente una onomatopeya más que un nombre. Los gatos actuales parecen haber perdido los rasgos característicos de sus antepasados egipcios, aunque el abisinio sigue recordando a las estatuas de Bastet.
Herodoto (484-424 a.C.), historiador griego conocido como el padre de la historia, viajó por Egipto hacia el año 450 a.C., país al que dedica el segundo libro de su obra Historias. En él nos narra con detalles las costumbres del pueblo egipcio, y entre éstas el culto que se rendía a los animales, aunque hay que tener en cuenta que estas costumbres se refieren a la Época Tardía, cuando Egipto estaba en decadencia total y nada o poco tenía que ver con el esplendor de los anteriores siglos. Aún así, es interesante lo que cuenta. Dice Herodoto:
"...la gente de las ciudades ofrecen sacrificios de esta manera: adoran al dios al cual está consagrado el animal, cortan al rape el pelo de los niños, o solamente la mitad o incluso la tercera parte, y el peso en plata del pelo cortado se entrega a la servidumbre del animal en cuestión. Con este dinero se compra el pescado con que se nutre a los animales sagrados.
"Si alguien mata voluntariamente a uno de estos animales es condenado a muerte y si lo hace involuntariamente, paga una multa que fijan en cada caso los sacerdotes...
"Cuando se declara un incendio, es sorprendente lo que sucede con los gatos. La gente se mantiene a cierta distancia cuidando a los gatos y sin preocuparse lo más mínimo de apagar el fuego. Pero los gatos se escurren por entre la gente o saltan sobre sus cabezas y se precipitan en el fuego. Y cuando esto sucede, los egipcios se quedan muy apenados. Cuando en una casa perece un gato de muerte natural, todos sus inquilinos se afeitan las cejas. Los gatos muertos se llevan a un lugar sagrado donde son embalsamados y luego se entierran en Bubastis.
Otro autor griego, Diodoro de Sicilia, narra el caso de un soldado romano de las tropas de César, que hacia el año 50 a.C. mató sin querer a un gato. Una multitud furiosa de egipcios linchó al pobre hombre, que no se salvó de la muerte, a pesar del temor que entonces tenían los egipcios hacia los romanos. Ni siquiera le pudieron salvar los emisarios que envió el rey egipcio.









*CURIOSIDADES DEL GATO:

-Si un gato te lame las manos, la cara o el cabello, tómalo como un gran cumplido: está acicalándote como a uno de los “suyos”

-Si un gato se acuesta boca arriba al verte significa que te tiene confianza, ya que en esta posición no podría defenderse de un ataque 

-Las personas que tienen gatos viven más, tienen menos estrés, y tienen menos ataques al corazón. 

-Cuando un gato se frota contra ti, es porque te está marcando como parte de su territorio

-Los gatos consideran que ellos son los dueños de la casa donde cohabita con el humano 

-Un gato casi nunca se comunica con un “miau” a otro gato, este sonido lo utiliza para comunicarse con los seres humanos 

-Si un gato levanta la cola y la mantiene totalmente estirada hacia arriba, significa que está saludando

.Si tu gato se enferma y deja de lavarse, lávalo tu, ya que puede perder las ganas de vivir solo de verse sucio y olvidado

-Los gatos les hacen más caso a las mujeres que a los hombres, porque reaccionan mejor ante un tono de voz agudo 

-Los gatos tienen una excelente visión nocturna

-Los gatos tricolores o de hasta cuatro colores, son exclusivamente hembras. Con pelaje de tres colores negro, rojo y crema- (variedad carey) y cuatricolor cuando llevan el blanco. Se da la particularidad, que los tricolores y cuatricolores, son solo hembras, y en los extrañísimos casos de algún macho, estos son estériles 

-Los gatos no comprenden los castigos, pero sí las recompensas cuando hacen algo bien 

-Los gatos duermen de 16 a 18 horas diarias. Pero aún dormidos, están alertas a cualquier estímulo 

-El gato camina y corre moviendo las patas delantera y trasera del mismo lado. Solo el camello, la jirafa y el gato tienen esta particularidad 

-Después de comer los gatos se lavan inmediatamente. Es un instinto de supervivencia que los lleva a actuar así para que los depredadores no huelan la comida y así evitar ser atacados. 

-Los gatos odian el olor de la naranja y de los limones.

-Los antiguos egipcios se afeitaban las cejas en señal de luto cuando su gato fallecía

-La mayoría de los gatos blancos con ojos azules son sordos, a no ser que tengan un ojo de color distinto al otro. Esto es cierto en parte, existe un mayor porcentaje de gatos con sordera. El gen de la sordera, es un gen propio de los gatos blancos, se llama alelo w y es el causante del color blanco y la sordera en los gatos. No todos los gatos blancos son sordos, sólo lo son los que presentan dicho gen. El gen w hace que el gato sea blanco aunque sus genes digan que es un gato negro, o marrón, este gen tiene la particularidad de “enmascarar” el resto de los colores para hacerlos blancos. Estos gatos además suelen tener los ojos azules o verdes.

-Los gatos negros son generalmente más tranquilos que los blancos, que están siempre muy nerviosos 

-El ronroneo de los gatos tiene la capacidad de tranquilizarlos a sí mismos cuando están enfermos o asustados 

-Así como los seres humanos tenemos huellas digitales y están son únicas, el diseño del cojín de la nariz del gato es único, no hay dos gatos con el mismo diseño 

-Las gatas pueden tener de 3 a 7 gatitos cada cuatro meses y durante su vida, una gata puede llegar a tener 100 gatito

-La lengua de los gatos está formada por pequeñísimos ganchos, que le ayudan a desgarrar la comida. Por eso se siente rasposa al tacto con la piel 

-Los bigotes del gato se caen periódicamente y vuelven a crecer . Su desaparición afecta al movimiento y al sentido de orientación del animal. Por eso, es importante no 

cortarlos 

-A los gatos les gusta dormir con el dorsal recargado en algo, esto es para evitar que alguien aparezca detrás de ellos 

-Su corazón late dos veces más rápido, que el de los seres humanos 

-¿Puede un gato vivir toda su vida en el interior de una casa? Un estudio ha demostrado que el promedio de vida de los gatos que viven en el interior de una casa, es mucho 

mayor que el de los gatos que viven en la calle. Aunque los gatos puedan vivir toda su vida en el interior de una casa, hay que conseguir que respire el aire fresco. Una 

buena ventana o un gran balcón, hará las delicias de tu gato, que podrá salir a respirar aire puro. Pero recuerda que para tener un gato en casa, debes tener espacio 

-Los oídos de los gatos son ultrasónicos  Esto quiere decir que pueden escuchar frecuencias inaudibles para ti. ¿Cómo cuáles? Como los sonidos que los roedores usan 

para comunicarse 

-El chocolate es tóxico para los gatos. 

-Existe una planta que fascina a los gatos. Se trata de La nepeta cataria o también llamada menta de los gatos, de la familia del tomillo y la lavanda. Su perfume 

desencadena un comportamiento en el animal, similar al de una hembra en celo 

-El gato posee 32 músculos en cada oreja, funcionando éstas como una especie de antenas parabólicas dirigibles hacia la fuente del sonido 

-Los gatos tienen estrés, la forma en la que se liberan de ello es arañar objetos en posición vertical, así se relajan porque ese estiramiento activa su circulación sanguínea y 

tonifica su cuerpo gracias al estiramiento que se produce 

-Si un gato guarda su cola entre las patas traseras, significa que ha aceptado una derrota o que está siendo sumiso

-La leyenda de las 7 vidas. Se debe a que muchas veces llegan a sobrevivir a caídas realmente graves, esto se debe a la maravillosa capacidad que tienen de darse vuelta 

en el aire y aterrizar en cuatro patas. Se dice que algunos gatos que han caído de pisos bajos, no lograron una caída "perfecta" debido a la rápida aceleración y falta de 

tiempo a ponerse en la postura correcta para amortiguar el golpe, en cambio, gatos que han caído de pisos mas altos, si bien sufrieron fracturas, al poder tener tiempo y 

prepararse para el golpe, consiguieron amortiguar la caída para que no sea fatal

-Los gatos ven a colores. Sin embargo, el número que perciben es limitado y depende de la cantidad de luz. Por esto, durante la noche ven a blanco y negro, pero 

distinguen mejor los objetos y las distancias

-El gato es instintivamente un cazador, pero si su madre no le enseña mientras dura la crianza, nunca será uno realmente efectivo 

-La superstición cuenta que escuchar el estornudo de un gato es de buena suerte 

-Cada gato tiene su propio maullido y ronroneo. Pueden que dos gatos tengan un ronroneo parecido, pero a pesar de todo siempre existe alguna diferencia 

-Los gatos le dedican al baño muchos momentos del día, antes o después de realizar alguna actividad o acostarse a dormir, se empiezan a limpiar, y es un signo de que 

esta relajado, pero si se limpia con mucha frecuencia puede ser que tenga calor 

-Para llamar la atención de un gato, chasquee la lengua repetidas veces bien rápido

-Un dato curioso es que las hembras suelen tener mejor visión que los machos 

-.Los gatos pueden percibir olores con la boca. Además de hacerlo con la nariz, los gatos huelen con un órgano, llamado de Jacobson, situado en la parte superior de la boca 

-La mayoría de los gatos se sienten atraídos por el mentol (pastillas, pasta de dientes etc.) 

-Los gatos pierden casi la misma cantidad de líquido en la saliva mientras se limpian, como si orinaran 

-Los machos suelen tener un acusado sentido de la propiedad. Marcan su territorio con un orín de fuerte olor 

-Es posible enseñarle a un gato a dar la pata como si fuera un perro, pero requerirás mucha paciencia para lograrlo 

-Los gatos tienen dieciocho dedos. Cinco en las patas delanteras y cuatro en las traseras. Sin embargo, hay gatos que por un ‘defecto genético’ tienen un par de dedos extra en las patas de atrás 

-En gatos domésticos el ronroneo tiene una frecuencia entre 25 y 150 vibraciones por segundo 

-Las papilas gustativas de los gatos no detectan los sabores dulces 

-Algunas gatas rechazan a sus crías y hasta llegan a matarlos. El rechazo se da con más frecuencia en gatitos que nacen enfermos o con algún defecto congénito. Las 
madres notan un comportamiento raro en sus crías, no los reconocen y deciden ignorarlos. 





Post a Comment