4 Apr 2014

Acido Folico

*ACIDO FOLICO*


Lo ideal, aconsejan los expertos, es que se empiece a tomar ácido fólico tres meses antes del embarazo –se receta siempre en la llamada visita preconcepcional, 
recomendable para todas las parejas que estén pensando en procrear– y, si se tarda más en quedarse embarazada, no pasa nada, el ácido fólico no tiene ningún efecto 
secundario.


Las mujeres que estén planeando quedar embarazadas deben empezar a tomar vitaminas múltiples con ácido fólico al menos tres meses antes de quedar embarazadas.
Sin embargo, puesto que más o menos la mitad de los embarazos no son planeados, es importante que todas las mujeres en edad de fertilidad tomen vitaminas múltiples
con dicho ácido todos los días, ya sea que quieran quedar embarazadas o no. Los estudios ahora revelan que tomar vitamina B con ácido fólico antes del embarazo, reduce
en un 50% el riesgo de defectos en el tubo neuro (NTD). Los dos defectos más comunes son en la espina dorsal (spina bifida) y anencefalía. Estos defectos se producen al
principio del embarazo, entre los 15 y los 30 días después de haber concebido, antes de que se empiece a notar.Las condiciones de salud maternal o los medicamentos
para tratar algunas condiciones pueden incrementar el riesgo de defectos de nacimiento en el bebé. Las mujeres que sufran de diabetes, lupus, artritis reumática,
hipertensión u otras condiciones de salud, deben consultar a un médico antes de quedar embarazadas. Quienes tomen medicamentos para otras condiciones y queden
embarazadas no deberían dejar de tomar los medicamentos, pero sí deben consultar a su médico lo antes posible. Los Servicios de Salud Pública recomiendan que todas
las mujeres de entre 15 y 44 años de edad consuman 400 microgramos (400 Mcg. o 0,4 mg.) diarios de ácido fólico sintétitico. Ciertos cereales ahora son suplementados
con este ácido sintético, al igual que los granos y las pastas. La mayoría de las vitaminas que se pueden comprar sin prescripción, contienen la cantidad necesaria de
ácido fólico. También se insta a las mujeres a comer alimentos ricos en folato, el tipo de ácido fólico que se encuentra en alimentos, además de tomar vitaminas múltiples
con ese ácido todos los días. Entre tales alimentos se encuentran las verduras, el jugo de naranja y los frijoles.


En todo caso, siempre debes consultar con un médico para que te indique qué preparado tomar y en qué dosis. Si ya estás embarazada, tu ginecólogo te 
prescribirá un preparado desde la primera visita, y continuarás tomándolo hasta el final del primer trimestre de gestación. Después, será él quien te indique si es necesario 
seguir con este suplemento, que a veces se receta cuando la embarazada sufre algún tipo de anemia. Si vomitas de forma habitual en el primer trimestre de gestación, 
procura tomar el suplemento en la hora del día y con el alimento que mejor retengas.


No basta con una dieta rica en folatos para cubrir la dosis necesaria de esta vitamina en una mujer embarazada, ya que una media del 70% de los folatos contenidos en los 
alimentos se destruyen por el calor, la cocción, el contacto con el aire y el tiempo de almacenamiento. Las verduras pierden hasta el 80% cuando las cueces.
Los folatos naturales se absorben peor (una media del 50%) que sus derivados artificiales (100%), ya que el organismo necesita metabolizarlos previamente. 

Además, la 
absorción es muy variable de unos alimentos a otros. Por todo ello, se calcula que sólo se aprovecha entre el 25 y el 50% de la vitamina B9 contenida en los alimentos.
Lo mejor: combinar ambas cosas, una dieta equilibrada rica en verduras, frutas y cereales integrales, con la ingesta de un suplemento de ácido fólico.
El ácido fólico es el suplemento vitamínico por excelencia de toda embarazada, ya que previene graves malformaciones congénitas. 
Post a Comment