31 May 2016

Lago Ness




EL MONSTRO DEL LAGO NESS

Muchos libros se han escrito hacerca de este mito, peliculas realizadas en hollywood donde se ve a un NESS hambriento y criminal... pero? la verdadera realidad es otra,
quisiera compartir con Uds algo mas de informacion...





Durante siglos, han circulado los mitos acerca del monstruo que se dice que vive en las profundidades del lago Ness, en Escocia.
Las observaciones de Nessi, como la llaman afectuosamente, se remontan a 1.500 años atrás. Recientemente algunos observadores han regresado con “evidencia” fotográfica, a pesar de que mucha de ella ha probado ser falsa.
Una explicación es que Nessie es un dinosaurio, que de alguna forma escapó a la extinción. Si esto es verdad, el monstruo pudo escapar a la detección, aún con equipos de sonar modernos, ya que el lago Ness tiene un área de superficie de 56,4 km2 (21,8 millas cuadradas) y, en algunos lugares, una profundidad de 226 mts (740 pies).
Los rumores de un presunto gran animal o monstruo que mora en el lago han circulado durante siglos, aunque la precisión, credibilidad y veracidad de tales historias siempre se ha cuestionado:
La primera descripción moderna sucedió en 1868. Un artículo publicado ese año en el Inverness Courier, es el primero en referirse sobre rumores acerca de la existencia de un “pez enorme u otra criatura” en la profundidad de las aguas. Luego en 1930, el periódico El Northern Chronicle, publicó una noticia titulada “Una extraña experiencia en el lago Ness” en la que se detalla la historia de dos pescadores que se refieren a un animal que produjo un gran remolino cerca de Tore Point.
En 1932, K. MacDonald afirmó que había visto a una criatura similar a un cocodrilo remontando el río Ness.
El 2 de mayo de 1933 el periódico Inverness Courier publicó la noticia de una pareja local que dijo haber visto “un enorme animal rodando y hundiéndose en la superficie”. El informe del “monstruo” se convirtió en una sensación entre los medios. Las editoriales de Londres comenzaron a enviar reporteros a Escocia, e incluso un circo ofrecía una recompensa de 20.000 libras esterlinas por la captura del monstruo.
Ese mismo año, A.H. Palmer, quien atestiguó un avistamiento de Nessie el 11 de agosto de 1933 a la criatura como teniendo su cabeza al ras del agua. Su boca, que tenía una anchura de 30 a 45 cm, se abría y cerraba; la abertura máxima de su boca era estimada en cerca de 15 cm. Hasta este momento los periódicos hablaban simplemente de un pez misterioso o extraña criatura, no se referían a la criatura como un ser prehistórico.
El 19 de abril de 1934 se publico la fotografia (la de arriba en blanco y negro)tomada por el cirujano R.K. Wilson de dichoso animal, mostrando a una enorme criatura de cuello largo que se deslizaba a través del agua. Décadas más tarde, el 12 de marzo de 1994, Marmaduke Wetherell afirmo haber falsificado la fotografía tras ser empleado por el periódico Daily Mail para encontrar a Nessie, indicando también que Wilson no habría tomado la foto, y que su nombre fue utilizado solamente para darle más credibilidad a la misma. Esa foto se ha difundido por todo el mundo y es ahora una leyenda urbana.
Y por si fuera poco, además de estas dos evidencias gráficas, los medios de comunicación británicos publicaron recientemente como archivos secretos ahora revelados demostraba como el monstruo del Lago Ness había provocado tensiones entre Inglaterra y Escocia. Según estos archivos secretos, en 1934, un año después de los primeros avistamientos del monstruo, tanto el Museo de Historia Natural como el Museo Real de Escocia en Edimburgo querían desesperadamente tener a la criatura en su poder, viva o muerta.
Los documentos inéditos revelan que los miembros del museo de Londres presuntamente conspiraron para cazar y matar a la mítica criatura evasiva y mostrar su cadáver en la capital para que todo el mundo lo vieran, incluso afirman que el duque de Edimburgo sugirió llamar a la Royal Navy para buscar a Nessie. Y en una carta, el museo solicitaba la ayuda de cazadores de recompensas para tratar de encontrar a la criatura escocesa en la década de 1930.



Un fotógrafo amateur llamado David Elder, de 50 años, estaba fotografiando un cisne en Fort Augsutus en el Lago Ness, cuando observó claramente como las aguas se “levaron” a cierta distancia, lo que sugiere que algo grande se escondía debajo.
David capturó la imagen inquietante en la orilla del Lago Ness. La imagen fue tomada en Fort Augustus, en el extremo sur-oeste a lo largo de los 23 kilómetros de agua al norte de Escocia. La imagen parece mostrar una larga “ola”, al parecer causado por algún tipo de perturbación en la superficie del lago. El aficionado a la fotografía de 50 años de edad, insiste en que la única cosa que podría haber causado esa anomalía es “un objeto negro sólido bajo el agua”.
David explicó que por su rabillo del ojo derecho observó un área de color negro en las aguas de 4,5 metros de largo que se convirtió en una especie de ola. El Sr. Elder está seguro a día de hoy que eso fue causado por un objeto negro sólido bajo el agua, ya que las aguas estaban muy tranquilas en ese momento y no había ondas que saliesen de la ola y no había otra actividad en el agua. Sin duda, había algo sólido y haciendo la ola en el agua. Al mostrar las fotografías y el vídeo que haba grabado, muchas personas le dijeron que la onda tal vez creada por una tabla de windsurf, pero él y los testigos presenciales aseguran que no había nadie en el lago en ese momento, no habían barcos cerca, nada.


Durante más de 80 años, “Nessie” ha sido considerado como una de las criaturas misteriosas más conocido de toda nuestra historia. Pero con el paso de los años, ha pasado de ser una simple leyenda a ser el monstruo “real” más conocido del mundo. Desde 1933, la fama de Nessie ha perdurado y crecido en gran parte debido a los continuos avistamientos, importantes expediciones científicas para encontrarlo, y también a la comercialización ya que el monstruo del Lago Ness se ha convertido en todo un icono turístico para los pueblos de los alrededores de emblemático lago.
Pero cada vez son más las evidencias que parecen demostrar que Nessie no es un mito, más bien que pueda ser algún tipo de criatura desconocida por el hombre oculta en las profundidades del lago. Estas evidencias van desde sorprendentes fotografías, vídeos, o incluso imágenes vía satélite. Y ahora recientes evidencias demuestran que el monstruo del Lago Ness es más que un cuento popular o un elaborado engaño.
El pasado 1 de noviembre se celebró el primer festival Paranormal en la ciudad escocesa de Stirling. El evento contó con la presencia de académicos, entusiastas, científicos y escépticos que impartieron charlas y talleres sobre fantasmas, ovnis y extraterrestres. Pero la sorpresa vino de la mano de un investigador paranormal llamado Jonathan Bright en forma de fotografía.
Bright dijo que realizó miles de fotografías del Lago Ness durante su viaje en 2011, y no fue sino hasta meses después, mientras revisaba cada fotografía, que observó en una de ellas lo que parece ser una cabeza de un lagarto apareciendo en la superficie del lago, cuya profundidad en su punto más bajo es de unos 750 metros.
La imagen de Bright no solo desató un gran revuelo entre los presentes en el festival, también llamó la atención de los principales medios de comunicación de todo el mundo y de las redes sociales. Para no perder la costumbre, muchas personas sugirieron que se trataba de un nuevo engaño, mientras que los expertos en la materia se vieron sorprendidos por la imagen, no pudiendo ser explicada. Pero pocos días después de que fuera presentada esta evidencia, otra persona ha publicado en YouTube un vídeo de lo que podría ser un extraña criatura en el lago.
El nuevo vídeo del monstruo del Lago Ness fue grabado por una persona con su iPhone, pudiendo ser la evidencia más clara hasta el momento de que algún tipo de extraña criatura habita en el misterioso lago de la montaña escocesa.
Richard Collis, el hombre que grabó el vídeo con su Smartphone, se vio sorprendido ante el hecho de que la criatura que parece estar nadando a través de las agitadas aguas del Lago Ness tiene un parecido sorprendente a la emblemática criatura fotografiada en 1934 apodada la “Foto del Cirujano”, que es sin duda es la fotografía más famosa de “Nessie”.
En cualquier caso, el vídeo publicado en YouTube, fue rápidamente compartido por los medios de comunicación y las redes sociales, convirtiéndose en todo un fenómeno viral. Según el vídeo, la extraña criatura no parece ser una serpiente o un lagarto moviéndose rápidamente a través del agua.
Recientemente, el famoso actor Charlie Sheen sorprendió a sus seguidores en Twitter afirmando su creencia en el monstruo del Lago Ness y anunciando sus planes de “dar caza” a la criatura legendaria con un equipo de expertos. Y así fue, voló en su jet privado hacia las tierras altas escocesas y durante cuatro días fue busca de la enigmática criatura. Este hecho volvió abrir el debate de la existencia del “monstruo”, que desde que fue presentado públicamente en 1933, se han registrado diversas evidencias sobre su existencia, convirtiéndose así en un tema controvertido tanto para la comunidad criptozoológica como para la ciencia.
Sin embargo,la historia del monstruo del Lago Ness dio un giro radical en septiembre del 2014. Una fotografía podría haber tirado por tierra años de búsqueda al revelar una nueva ubicación del fenómeno. La publicaba el perfil de Twitter Autographer. En la imagen se ve al fondo un animal que perfectamente podría ser Nessie y, junto a ella, la explicación: capturada por la fotógrafa Ellie Williams mientras hacía un time-lapse. 
Tal y como explicó la fotógrafa en su momento a The Mirror, se dio de bruces con esta misteriosa imagen al repasar las fotografías que había sacado durante todo el día. «Cuando las revise pensé que era un cisne o un ganso porque las vi en el smartphone, pero ya no estoy tan segura. Estoy abierta a sugerencias sobre qué podría ser esta criatura», aseguró al rotativo británico. 
Post a Comment