13 May 2016

Protocolo en la mesa

PROTOCOLO EN LA MESA:




1- Regla base para el protocolo en la mesa, es que debes de colocarte la servilleta en el regazo inmediatamente te sientes en la mesa. No importa que los alimentos lleguen media hora más tarde.

2- ¿Cómo empiezo a usar los cubiertos? Los cubiertos comienzan a utilizarse desde afuera hacia adentro, de modo que los de la entrada son los de más afuera y así sucesivamente.

3- ¿La servilleta se coloca a la izquierda del plato? También se puede dar el caso de que esté colocada en el centro del plato, siempre y cuando el plato no sea hondo.

4- ¿Cómo cortar el pan que se me sirve? La norma universal establece que el pan se coloca a la izquierda del plato, lo que responde a un planteamiento lógico: el pan se corta con la mano derecha,
 por lo que debe sujetarse con la izquierda. Se troza sobre el platito del pan que viene a la izquierda, no se usa el plato principal.

5- Al terminar de comer, los cubiertos deben quedar sobre el plato, bien colocados, en paralelo (marcando las 4 de la tarde si imaginamos que el plato es un reloj), la concavidad del tenedor hacia arriba, 
el filo del cuchillo hacia dentro del plato y nunca sobre alimentos.

6- Si estoy comiendo y quiero hablar por teléfono, sencillamente voy al baño o me levanto de la mesa por un momento y aún no he terminado de comer, los cubiertos se dejan en paralelo a la orilla superior 
derecha del plato.

7- Si estoy cortando, coloco el tenedor en la mano izquierda y el cuchillo a la derecha.

8- Posición incorrecta para dejar los cubiertos, el poner cada uno en los lados del plato, con su base hacia fuera, esto no debe hacerse.

9- Al finalizar la velada, cuando nos retiremos de la mesa, la servilleta se deja del lado derecho. Sin volverla a doblar.

10- Los cubiertos de postre se colocan en la parte superior del plato. Se colocan encontrados, pues cada mano toma al mismo tiempo un cubierto. Cuando veamos un tenedor y una cucharita es porque el 
postre que nos van a servir tiene almíbar. La cucharita se usa para depositar sobre el postre el almíbar o salsita y el tenedor se usa para llevarlo a la boca. Si el postre es únicamente pan sin ningún aderezo, 
nos colocarán sólo el tenedor; y si es un helado o algún postre que pueda derretirse, nos colocarán la cuchara.

11- Las copas. Hay diferentes formas de colocar las copas. Lo importante que debes saber es que la mayoría de las copas se toman por el tallo y no por el globo. La copa para agua es la de mayor tamaño 
y la principal que siempre debe estar en la mesa cuando los comensales toman asiento. De la misma manera que es la primera copa que se sirve es la última en retirarse, debiendo continuar en la mesa
 hasta que todos los participantes en la comida o cena se hayan retirado de sus asientos.




Los cubiertos se adornan asi:
-A la derecha del plato se sitúan los cuchillos con el filo hacia la izquierda.
-Junto al plato va el cuchillo de la carne, le sigue el del pescado y si hay sopa, una cuchara.
-Si se brinda una entrada de camarones, habrá un tenedor especial en el extremo derecho, ya que éste es el único tenedor que se permite de ese lado.-
- Del izquierdo van los tenedores, siguiendo el mismo orden.
- Los cubiertos del postre van en la parte posterior del plato
- La cuchara va mirando hacia la izquierda y el tenedor hacia la derecha, uno debajo del otro.




El Estilo Europeo
consiste en no soltar los cubiertos en ningún momento, con una mano se corta y con la otra se lleva el bocado a la boca siempre con el tenedor con las púas hacia abajo, 
para pinchar el trozo y llevarlo a la boca.



 El estilo americano
se destaca por cortar hasta tres futuros bocados, dejar el cuchillo cruzado justo enfrente del plato y cambiar de mano para pinchar con el tenedor y así llevarlos a la boca.
 Jamás hay que cortar toda la comida primero y después comerla, a menos que sea para un niño.





COMO ATENDER A NUESTROS INVITADOS
ara la realización de todo evento deben considerarse tres tipos de invitados: invitados fundamentales (de honor, oficiales, de amistad, comerciales y de prestigio); invitados para cubrir "excusas" e
 invitados que confirmaron su asistencia.

 La teoría y la práctica del protocolo se rigen por una serie de principios, los cuales funcionan como marco de referencia para la actuación de cada uno de los 
individuos que lo han asimilado como parte de su forma de vida y que, por tanto, participan de sus reglas en todo momento.

En primer lugar está siempre el respeto, como sentimiento que induce al individuo a tratar a sus semejantes con deferencia a causa de su edad, superioridad o mérito; acompañado de la cortesía, es decir, 
tener atenciones, pero con un toque de delicadeza, amabilidad y afabilidad, lo que permite a esa persona hacer gala de su educación y cultura sin necesidad de señalado. En esta tesitura, el principio de la 
reciprocidad debe traducirse en conductas de igualdad, de correspondencia para con el otro, incluso bajo condiciones hostiles que dificulten su aplicación.




COMO PREPARAR EL TE PARA NUESTROS INVITADOS
La ceremonia del té tiene un especial significado en diversas culturas asiáticas, aunque se occidentalizó en la lujosa y formal ceremonia del "té de las cinco en punto", popularizado por las altas familias 

británicas. Aprendamos los detalles necesarios para preparar y agasajar a nuestros invitados con la perfecta ceremonia del té inglés. Para iniciar la ceremonia del té se coloca la vajilla lista para ser usada

 frente al lugar de cada comensal. Los bocadillos deben disponerse al centro de la mesa, en bandejas que pueden ser de varios "pisos" o niveles, de modo que cada comensal se sirva lo de gusto.
Los alimentos dispuestos deben incluir scones, productos de pastelería fina, masitas, bombones dulces, y además tostaditas pequeñas, y sándwiches de diversos sabores y mezclas, en pan banco y pan negro.

Cuando los invitados ya hayan llegado y tomado su asiento, calentamos el agua hasta su temperatura ideal, de acuerdo a la cantidad de tazas a servir. Luego llenamos la tetera, y colocamos las hebras 
u hojas del té de elección, y dejamos reposar por cinco a siete minutos.

Para servir el té, la anfitriona hará los honores. Servirá el té en las tazas (ayudándose con un colador pequeño), y preguntará al invitado si desea azúcar, y cuánta, colocando los terrones con pinzas o las 
cucharadas correspondientes. El invitado, en cambio, será el encargado de colocar la leche o la crema deseadas en su propia taza. Se puede disponer de pequeñas rodajas de limón en la mesa, para los 
invitados que deseen incorporarlo a sus tazas.

Post a Comment