10 Jun 2016

Cuidados del Rostro y Cuello



CUIDADO DEL ROSTRO Y CUELLO



La cara no se acaba justo en la barbilla. 
Esa es una de las máximas de cualquier experta en el cuidado de la piel, que no paran de hacer hincapié en que la piel del cuello 
es precisamente una de las más delicadas de nuestro cuerpo. El problema es que cuidamos nuestro rostro, pero no nos acordamos de extender esos mimos a esta particular zona.

El cuello debe tratarse exactamente igual que el rostro. Es decir, hay que desmaquillarla, usar un tónico para equilibrar el pH, y continuar con la aplicación de una buena hidratante.
 Y si usamos una mascarilla en el rostro, debemos extenderla también por cuello y escote.

Como sucede en el contorno de los ojos, la delicada y finísima piel del cuello muestra el paso del tiempo con una precocidad poco bienvenida. 
Por eso, a menudo hace falta mimarla con cremas reafirmantes o de efecto lifting incluso antes de los treinta años, para evitar que los males vayan a mayores.

Una de las mejores formas de evitar la aparición de arrugas prematuras es vigilar la postura. Las mujeres que pasan mucho tiempo delante de un ordenador deben tener cuidado
 en mantener la pantalla siempre a una altura adecuada, y tampoco es bueno sostener el teléfono entre oreja y hombro durante mucho tiempo.

Si duermes de lado, debes buscar una almohada dura y alta, que ayude a compensar el espacio entre los hombros y la cabeza, 
pero si acostumbras a recostarte boca arriba, te conviene más un modelo más bajo.
 Lo más importante es no forzar el cuello, y que la almohada ayude a mantener la fluidez de la línea del cuello respecto a la columna, sin forzarla. 



* Algunos tips importantes para el cuidado de tu rostro y cuello:



- Los productos que utilice para la cara, 
puede utilizarlos para el cuello, pero le recomendamos algo específico para el cuello y el escote. Notará el efecto antes.



- Si utiliza crema para el pecho, 
puede utilizarla para el cuello y el escote.



- Utilice exfoliante y mascarilla 2 veces a la semana.
 Utiliza un exfoliante formando círculos por tu nariz, frente y barbilla, es recomendable hacerlo cada 2 o 3 veces por semana, 
su abuso no es recomendable. Elimina el producto con agua tibia y realízate pequeños masajes faciales durante 30 minutos. 
Pellízcate la zona desde la barbilla a las orejas con los dedos índice y pulgar, alisa tu frente y luego baja hasta el cuello.



Mantén una alimentación saludable, 
pues lo que comes afecta tu piel. Además, procura lavar tu cara todas las noches para mantenerla limpia. 
Usa un jabón especial o crema de limpieza para esto, así eliminaras la suciedad que acumula tu piel durante el día.



-Las espinillas 
se previenen no exponiéndose demasiado al sol, no peñiscándolas y no utilizando maquillaje. 
Un consejo natural para prevenirlas es exfoliar tu rostro con una mezcla de avena, limón y yogur al menos una vez por semana. 



Mantén tu piel hidratada,
 usando algún producto humectante adecuado para tu tipo piel. Si eres mujer y quieres maquillarte, te aconsejamos mezclar un poco de base con la crema 
y podrás lucir una piel tersa. También puedes utilizar una mascarilla de yogur natural una vez a la semana para obtener un rostro sedoso.



- Utiliza diariamente un protector solar, 
esto evitará que tu piel envejezca prematuramente. Si no nos cuidamos de los rayos UV seremos propensos a sufrir cáncer a la piel.



- El cuello se debe mantener con los mismos cuidados como los del rostro.
 Por tanto también requiere que lo laves dos veces al día, pues se encuentra expuesto al ambiente, 
sufre daños por contaminantes y otras sustancias.



- Debes realizarle masajes a tu cuello 
con cremas reafirmantes de forma ascendente, es decir, desde el cuello hasta la barbilla. 



- Ejercicios para la Papada:
Siéntese cómodamente con la espalda recta. Cójase del cuello con ambas manos y eleve la barbilla echando la cabeza hacia atrás. 
La punta de la lengua tiene, que estar contra el cielo del paladar. Repita de 10 a 12 veces. 
Tóquese la punta de la nariz con la lengua. Todo lo que pueda, de 10 a 12 veces.
Tóquese la barbilla con la lengua.



- La piel del cuello tiende a debilitarse 
debido a que no posee una fuerte pared muscular que lo sostenga. 
Por ello puedes realizar ejercicios para fortalecerlo, intenta tocar con tu barbilla tu cuello y luego echar tu cabeza hacia atrás, 
repitiendo cinco veces y al menos un par de veces al día.




AQUI PUEDES VER COMO DEBES MASAJEAR TU ROSTRO Y CUELLO AL MOMENTO DE PONERTE TU CREMA HIDRATANTE





Post a Comment