12 Jun 2016

Las Mujeres y el Poder




LAS MUJERES Y EL PODER

Estamos en el 2016 y han transcurrido ya muchos años despues que las mujeres lucharon con coraje y esfuerzo la posicion de votar democraticamente. 
Al pasar este tiempo, siempre se nos ha calificado de sexo debil y muchas veces las posiciones machistas de los paises no aceptaban este derecho legal de las mujeres.

Hoy podemos apreciar mujeres en puestos ejecutivos importantes, mujeres que descubren algo bueno para el progreso, mujeres astronautas y militares, mujeres en el gobierno y en el poder.
Sus carreras para llegar al poder no es nada facil, pero la gran recompensa es como llegaron a su nivel mas alto con paciencia, estudio, dedicacion y amarse a si mismas.

Cuando la mujer se propone hacer algo.... lo hace!
Pero si no se ama a si misma y aprecia quien es realmente, no podra llegar a un poder, por que el machismo (que aun existe) siempre nos hara ver como mujer sexo debil.

Mujer es 5 palabras que significa: dedicacion, pasion, coraje, sentimiento, benevolencia, humildad y ... cuidado! Por que cuando nos sentimos ofendidas o maltratadas, somos muy vil!

Aun, no es facil nuestro camino al poder, la mujer es ser humano y tambien tiene tantos errores como el hombre, caen en la soberbia, caen en la ambicion y tambien de pisar cabezas para escalar al poder.

Asi es que no se puede señalar "por que es mujer" es incapaz de realizar un trabajo al nivel del hombre, muchas veces lo hacen hasta mucho mejor que el hombre.

Aqui hago una pequeña recopilacion de grandes mujeres como tu y como yo, que dia a dia luchamos por un sitio en este mundo.
Todas somos grandes mujeres!
En diferentes posiciones, tiempo, pais y cultura.

@ amadriadi



Por primera vez, la mujer tuvo derecho a votar en 1853, 150 años de la Constitución de la provincia de Vélez la primera en otorgar el voto a la mujer en América Latina y una de las primeras en el mundo 
en consagrar ese derecho.
En Estados Unidos algunos estados aprobaron el voto femenino en el siglo XIX, como Kansas (1838) o Wyoming (1869), hasta su consagración en la enmienda decimonona a la Constitución Americana
adoptada en 1920. En Europa, los primeros en aprobar el sufragio femenino fueron Austria y Alemania, en 1848 y Suecia, en 1866. En América Latina, después de la Constitución de la Provincia de Vélez 
de 1853, el asunto vuelve a concretarse en el siglo XX. El primer país latinoamericano en aprobar el voto femenino fue Ecuador, en 1929, luego lo consagraron Chile (1931), Uruguay (1932), Brasil (1943),
Cuba (1943), Bolivia (1938), El Salvador (1939), Panamá (1941), Guatemala (1946), Venezuela(1946), Argentina( 1947) y México (1947). En Colombia, luego de la mencionada Constitución radical, 
habría de pasar más de un siglo para que se formalizara ese derecho. Sólo hasta el Acto Legislativo Nº 3 de l954 se establecería el voto femenino, anticipándose apenas a cuatro países del área.




En muchas ocasiones nos centramos en los errores que cometemos en la vida y, sin embargo, nos olvidamos fácilmente de lo bueno. Nuestra vida está cargada de buenos momentos 
que olvidamos cuando echamos la vista atrás y solo nos focalizamos en lo malo. Los recuerdos son aquellas imágenes, palabras, olores, sensaciones y emociones que guardamos en nuestra mochila. 
Podemos llevar una carga muy pesada o por el contrario, ligeros de equipaje. Lo malo no es caminar con una gran carga, lo malo es sentir su peso. Sentimos un gran peso cuando traemos al recuerdo 
las piedras pesadas de la culpa, la tristeza, y los fracasos. Sentimos un peso ligero cuando sabemos que cargamos con todo eso pero preferimos elegir sentirnos bien con la mochila puesta. 
Sabiendo que nuestra memoria no funciona siempre de la mejor manera, lo mejor que podemos hacerlo es tenerlo en cuenta cuando nos descubramos rememorando escenas que se repiten una y otra vez y no hacen nada más que dañarnos. 
Piensa en tu memoria y haz un análisis más objetivo de tus recuerdos. También es fundamental tener en cuenta que en la vida no siempre todo nos sale como nos gustaría y que los errores forman parte del aprendizaje.
Somos tan sólo borradores. Bocetos a medio construir que vamos perfilando con nuestras experiencias, pensamientos y emociones que asociamos a ellas. No permitas que tu biografía se escriba con rencor. Construirnos a nosotros mismos no es tarea fácil. Requiere de intentos, aciertos y caídas, 
pero la vida no es un tan sólo un examen con una sola respuesta. Nadie nace sabiendo vivir de forma plena. stamos, sin duda, en una etapa histórica de gran descrédito de los políticos tradicionales y en la imaginación popular no son mujeres sino hombres los responsables de los dislates que perjudican al público.
Si durante mucho tiempo se dio por sentado que el electorado femenino preferiría a un candidato varón y que el masculino rechazaría a una mujer, hoy las organizaciones políticas reconocen que una mujer puede tener mayor poder de captación de votos y menos resistencia que el hombre alfa típico.
De alguna manera, la participación de la mujer equivale a una renovación de la esperanza, el sentimiento más vigoroso en el plano electoral. Los políticos dominantes cedían a mujeres cuidadosamente seleccionadas algunos puestos acordes con sus "virtudes femeninas", pero sin poder real.
Cuando una mujer superaba ese obstáculo y alcanzaba un cargo de gran responsabilidad pública, debía ofrecer en forma deliberada una imagen de energía intransigente y hasta falta de escrúpulos para "compensar" las virtudes típicamente femeninas de solidaridad y compasión, que un sector considerable del electorado (incluso el femenino) consideraba muestras de debilidad.
Esa necesidad está desapareciendo y se multiplican los ejemplos de mujeres que facilitan la acción política, mientras sus colegas varones la entorpecen.
Ya es evidente que la mujer ha superado con creces la etapa de simple acceso al proceso público y tiene credibilidad electoral y margen de acción en el ámbito político, requisitos imprescindibles para ejercer el poder real.
Cada vez más hombres reconocen que la presencia de las mujeres no es necesariamente una competencia indeseable, sino un resorte más de la maquinaria política: a fin de cuentas, la mitad del electorado es femenino.
Esta impresión se está convirtiendo en certidumbre. Se abre paso en el electorado la noción de que la candidatura de una mujer puede sumar más de lo que resta; que el riesgo de corrupción, por ejemplo, es menor; que las camarillas tradicionales no encontrarán tanto espacio para hacer de las suyas.
La candidata también puede ser más persuasiva que un varón al prometer que prestará atención a la educación, la salud y los servicios sociales, rubros que en una campaña electoral tienen cada vez más peso.
La evolución se está acelerando y la plena igualdad está al alcance de la mano. Si alguien lo duda, le bastará repasar todo el camino recorrido en esta última etapa de un proceso que no admite las regresiones.





Sirinavo Bandaranaike
 (Colombo, Sri Lanka, 1916-2000) 
fue la primera mujer de la historia en gobernar un país, Sri Lanka (en aquel momento, Ceylan). Se convirtió en primera ministra del pequeño país asiático en 1960,
al asumir la presidencia del partido político Freedom Party tras el asesinato en 1959 de su marido, Solomon Bandaranaike.



Janet Rosenberg Jagan
Primera presidenta en la historia de Guyana, ejerció su mandato de 1997 a 1999, tras ocupar el cargo después de la muerte de su esposo, el presidente Cheddi Jagan.




Violeta Barrios de Chamorro
Fue una de las líderes de la Revolución Sandinista de Nicaragua, que logró sacar del poder a Anastasio Somoza Debayle, quien fue el último presidente de la dinastía Somoza, que gobernó Nicaragua 
entre 1934 y 1979.
Violeta Chamorro ganó las elecciones en 1990 encabezando el Partido de la Unión Nacional Opositora y logró vencer al entonces y actual presidente Daniel Ortega. Fue la primer mujer en llegar a la 
presidencia en la historia de Nicaragua, durante el periodo 1990-97.




María Estela Martínez de Perón
Fue la primer mujer en llegar a la presidencia de la República de Argentina. En un inicio Martínez de Perón era la vicepresidenta; asumió el cargo de presidenta luego de la muerte de su esposo, 
el presidente Juan Domingo Perón.




Lidia Gueiler Tejada
Diputada y presidenta de la Cámara de Diputados de Bolivia. Fungió como presidenta interina de 1979 a 1980, lo que la convirtió en la primer mujer en alcanzar la primera magistratura de su país. 
Posteriormente en 1983 fue nombrada embajadora de Bolivia en Colombia y, más tarde, de 1990 a 1993 de Venezuela.





Rosalía Arteaga Serrano
Vicepresidenta de Ecuador del 10 de agosto de 1996 al 6 de febrero de 1997. Ejerció la presidencia por 2 días luego de la renuncia del presidente Abdalá Bucaram Ortiz. 
Fue la primer mujer en la historia de Ecuador en ocupar los cargos de presidenta y vicepresidenta.
Renunció al caro el 11 de febrero de 1997 y en su lugar fue nombrado presidente Fabián Alarcón.





Dilma Vana Rousseff
Economista de profesión fue opositora a la dictadura que gobernó Brasil de 1964 a 1985. En 1970 fue detenida y puesta en prisión por 3 años, acusada de formar parte de un movimiento guerrillero.
Rousseff declaró que durante su estadía en la cárcel fue torturada de forma constante, por lo que ella lucha porque todos los crímenes cometidos durante la dictadura salgan a la luz.
En su carrera política destaca el haber sido ministra de Energía y jefa del Gabinete Civil de la Presidencia durante el gobierno de Luiz Inacio Lula Da Silva.
El 31 de octubre de 2010 gana las elecciones presidenciales de Brasil, en las cuales venció al ex gobernador de Sao Paulo, José Serra. Asumió el cargo como primera mujer presidenta de la 
historia de la República Federativa de Brasil el 1 de enero de 2011.
En la actualidad Rousseff se encuentra suspendida en su cargo de presidenta al iniciarse un proceso de impeachment (juicio político) durante 180 días mientras se comprueba que utilizó maniobras
 para maquillar las finanzas del Estado. 




Laura Chinchilla Miranda
Electa como la primer presidenta en la historia de Costa Rica, también fue la prime mujer vicepresidenta, en el periodo de 2006 a 2008, durante la presidencia de Óscar Arias Sánchez.
Chinchilla ganó las elecciones presidenciales del país centroamericano el 7 de febrero de 2010. Asumiría la primera magistratura el 8 de mayo de ese mismo año para el periodo 2010 a 2014.





Cristina Fernández de Kirchner
Antes de ser electa presidenta de Argentina, Fernández de Kirchner ocupó los cargos de diputada y senadora; es también viuda del expresidente argentino Néstor Kirchner.
Es presidenta de la República de Argentina desde el año 2007. Fue reelecta al obtener la mayoría en la intención de voto en las elecciones de 2011, entregó el poder en el año 2015.





Michelle Bachelet Jeria
Ganó las elecciones presidenciales en Chile en 2006. Hija del general Alberto Bachelet, quien murió en prisión después del golpe de Estado de 1973, movimiento que derrocó al presidente 
Salvador Allende e inició la dictadura de Augusto Pinochet.
Bachelet sirvió a su país antes de llegar a la Presidencia como ministra de Salud y ministra de Defensa, durante el gobierno del presidente Ricardo Lagos Escobar.
En la actualidad es la Presidenta de Chile gobernando en un primer periodo de 2006 a 2010, su segundo periodo lo inició en marzo de 2014 y finaliza en 2018.




Mireya Elisa Moscoso Rodríguez
Fue esposa del expresidente panameño Arnulfo Arias Madrid. En el año 1999 gana las alecciones presidenciales, con lo que se convierte en la primer mujer presidenta en la historia de Panamá.
Durante la administración de Moscoso Panamá recuperó la soberanía del Canal.




Alessandra Ginante, Avon
Hija de un militar y de un ama de casa, siempre fue la primera de su clase y ganó becas y ayudas a los estudios. Comenzó su carrera en Philips,
donde en 2012 fue nombrada mejor profesional del año. Realiza un trabajo comprometido contra la violencia sobre la mujer desde Avon, una empresa que ha lanzado la campaña ‘Habla sin miedo’, 
para impulsar a las mujeres brasileñas a denunciar cualquier agresión física o psicológica.




Muriel Penicaud, Business France
Licenciada en Historia, Ciencia de la Educación y Psicología Clínica, Muriel tiene una larga trayectoria como directiva en empresas como Danone y Orange y como técnica para el Gobierno francés, 
concretamente en el Ministerio del Trabajo. “Una mujer que alcanza la cumbre es más propensa a ayudar a otras mujeres y a darles soporte, porque su éxito puede animarlas a luchar por su posición 
y a recuperar su autoestima”, asegura Penicaud.




Paula Santilli, PepsiCo México
Es la CEO de un negocio que controla el 60% del mercado en su país. Trabaja en PepsiCo desde 2001, cuando esta empresa adquirió The Quaker Oats Company.
 Una parte de su labor consiste en reconocer y adaptarse a los cambios en el comportamiento del consumidor y mantener una competitiva campaña de marketing en México, 
uno de los países americanos más golpeados por la crisis económica mundial. En 2014, Expansión le otorgó la 20º posición en el ranking de las mujeres más poderosas de México.




Paula Santilli, PepsiCo México
Es la CEO de un negocio que controla el 60% del mercado en su país. Trabaja en PepsiCo desde 2001, cuando esta empresa adquirió The Quaker Oats Company. 
Una parte de su labor consiste en reconocer y adaptarse a los cambios en el comportamiento del consumidor y mantener una competitiva campaña de marketing en México, 
uno de los países americanos más golpeados por la crisis económica mundial. En 2014, Expansión le otorgó la 20º posición en el ranking de las mujeres más poderosas de México.





H.E. Nguyen Thi Doan, vicepresidenta de Vietnam
Educadora, abogada y política, antes de ser nombrada, en 2007 ocupaba el cargo de rectora de la Universidad de Hanói. Doctorada en Economía, trabaja activamente en temas relacionados 
con el empoderamiento de las mujeres y la igualdad de oportunidades para grupos sociales desfavorecidos, incluidos los veteranos de guerra.





Rosa María García, CEO de Siemens España
Ex vicepresidenta de Microsoft Western Europe, está considerada una trabajadora tenaz y con carácter. Cuando era directora de soporte técnico de Microsoft, allá en 1995, 
no dudó en recurrir a Steve Ballmer, actual CEO y presidente de la compañía fundada por Bill Gates, para quejarse de la respuesta recibida desde Redmond (EEUU) a un problema con la versión
 española de un producto. Alegó que en la sede de Microsoft hacían falta empleados de otras nacionalidades. Ballmer le preguntó si estaría dispuesta a trabajar en Redmond. Y ella se marchó a
 Estados Unidos, hasta que regresó a su Madrid natal, en 2002, ya como presidenta de Microsoft Ibérica.





Laura González Molero, Bayer
Gallega de origen y dirigente veterana de la industria farmacéutica, con 30 años ya era directora general y con 42, presidenta y consejera delegada de Merck España. 
Como presidenta para toda Latinoamérica de la División de Salud de Bayer, es una de las pocas mujeres de máximo nivel directivo de la industria farmacéutica en la región de habla hispana.





Regina Llopis, CEO del Grupo AIA
Doctora en matemáticas por la Universidad de Berkeley, es cofundadora junto a su marido, el físico Antoni Trias-Bonet, de Aplicaciones en Informática Avanzada, (AIA), una empresa especializada 
en inteligencia artificial con foco en la energía, la sanidad y las finanzas. Juntos, en la década de 1990 desarrollaron una tecnología para resolver el problema de los apagones, 
hoy ampliamente utilizada en EEUU. Hace unos años consiguió una alianza estratégica con Battelle, una de las mayores empresas de ingeniería de Estados Unidos, con más de 6.000 millones 
e dólares de facturación. Juntas, las dos empresas han patentado un sistema de cálculo que permite ahorrar en la distribución de la energía eléctrica, además de perfeccionar la tecnología anti-apagón.





Margaret Thatcher
Como pocos políticos levanto en la historia del Reino Unido las pasiones más encontradas, desde la admiración absoluta hasta un rechazo que rozaba en muchos casos el rencor y el odio.
 Pasará a la historia como una primera ministra conservadora fundamental que transformó y dividió al país en los casi once años que estuvo en el Gobierno y fue la primera mujer del Reino Unido
 en llegar al cargo más alto del poder. La fuerte voluntad y la determinación de Thatcher le valieron el nombre de la 'Dama de Hierro', apodada así en su día por los medios soviéticos por su férrea 
oposición al comunismo. El paso más importante lo daría en 1959 cuando fue elegida diputada por la circunscripción de Finchley (norte de Londres), lo que le permitió ocupar la subsecretaría de 
Estado de Pensiones en el Gobierno de Harold Mcmillan (1957-63). Después desempeñaría diversos cargos en su partido cuando estaba en la oposición hasta 1970.
Con la victoria del "tory" Edward Heath en 1970, Thatcher se encargó de la cartera de Educación, pero cuando los conservadores perdieron las elecciones generales en 1974, 
desafió ese liderazgo y, para sorpresa de muchos, salió victoriosa.  Su llegada al poder supuso una completa transformación del Reino Unido al apoyar la privatización de industrias estatales y 
el transporte público (trenes y autobuses); la reforma de los sindicatos, a los que prácticamente despojó de poder, la reducción de los impuestos y del gasto público y la flexibilidad laboral.
Las medidas pronto consiguieron rebajar una inflación que parecÍa no tener freno, pero tuvieron un coste muy alto para la población británica por el aumento del número de parados.
La euforia inicial por su llegada al poder se transformó pronto en frustración, a tal punto que los sondeos presagiaban la derrota de Thatcher en las elecciones generales de 1983.
Sin embargo, la inesperada ocupación de las islas Malvinas por parte de los militares argentinos el 2 de abril de 1982 cambió el rumbo de la historia. Con ese triunfo vendrían los años duros 
de Thatcher, que no dudó en continuar con el congreso anual de su partido en Brighton (sur de Inglaterra) cuando el IRA perpetró en 1984 un atentado contra el hotel donde se celebraba o cuando 
se enfrentó a los mineros, a los que derrotó en 1985, después de un año de enfrentamientos por el cierre de pozos de carbón. Su caída por el controvertido impuesto no vino de la mano del votante, 
sino de su propio partido, que el 22 de noviembre de 1990 la castigó con una revuelta interna por su implacable determinación, la misma que la llevó al poder.
Post a Comment