7 Jul 2016

La Isla Maldita - Poveglia



La Isla de Poveglia
Catalogada como “La Isla Maldita”

Estuve leyendo el libro titulado "La Isla Maldita", imagine al comprarlo que seria una historia de piratas, tesoros y misterios pero? es todo dedicado a esta Isla Italiana llamada "Poveglia".
En Colorno (Pr) donde vivia, existe aun el Manicomio y Hospital de Colorno, antigua casona enorme hecho de piedra, donde detras de sus muros cierran tantas tristes y horribles historias de pacientes que en este tiempo antiguo, la depresion o ansiedad era calificada como "disturbo mental", se hallaron cartas de los pacientes que eran abandonados por sus familiares a su suerte de Doctores que hacian experimientos con ellos, sus cartas se leian llamando a sus familiares, pidiendo ser recogidos, pidiendo cigarros y visita. Pero todo quedo alli en el silencio. Hoy en dia ese manicomio y hospital es intocable por ser misterioso, ya que por las noches aun se sienten las sillas de ruedas correr por sus pasillos, maquinas que se enciende (aun sin luz!), sombras que lloran.... muchas veces somos no creyentes de lo que no vemos, pero pienso que donde se sufrio un dolor muy fuerte, parte se su alma de esa persona se quedo alli, esperando ser salvada en amor y bendicion.
Espero les guste este relato de "Poveglia"

Celia Bailes @amadriadi




Es una pequeña isla insignificante situada en las aguas de Venecia, Italia. Aunque Venecia es conocida por su belleza, y siempre ha sido un destino turístico popular, la pequeña isla se encuentra completamente abandonada, no hay visitas, no se permiten turistas. Muchos residentes locales no quieren recordar que la pequeña isla existe, ya que las historias de fantasmas y terribles apariciones fantasmales son toda una realidad en la isla maldita de Poveglia.

La oscura historia de la Isla de Poveglia comenzó durante la época romana cuando se usó para aislar víctimas de la peste de la población general. Siglos más tarde serviría para el mismo menester.
A comienzos del  Renacimiento (XIV ),Europa sufrió una tremenda plaga de peste bubónica. En Venecia se cebó especialmente, un lugar del que era imposible escapar, sus ya sucias aguas, la humedad y el trasiego de mercaderes hicieron el resto.


La terrible historia de Poveglia nos lleva de nuevo a los días oscuros de la peste bubónica o la “Muerte Negra”. Esta terrible enfermedad mató a la mayoría de las víctimas dentro de los cuatro días siguientes de la infección. A principios del siglo XIV, la ciudad de Venecia se apoderó del miedo y quedó atrapada en un estado de pánico, ya que la plaga se apoderaba de sus vecinos y comenzó a cobrarse un sinnúmero de vidas. A medida que aumentaba el número de muertos y el olor se hacía insoportable para los que aún vivían, comenzaron a transportar los cuerpos a la isla de Poveglia.

Algunas autoridades locales pronto decidieron utilizar la isla como una zona de cuarentena. Entonces las cosas comenzaron a coger un giro más oscuro en la isla, ya que las personas que tenían el más mínimo síntoma de la plaga fueron arrebatadas de sus familias y abandonadas en la isla de Poveglia. Se les dejaba morir solos y rodeados de miles de cadáveres. Entre el aumento de los cadáveres en Poveglia, siempre se podían escuchar unos cuantos gemidos de los que aún no habían muerto, esperando sufrir su horrible destino. Se cree que alrededor de 160.000 hombres, mujeres y niños fueron llevados a la isla. Es difícil imaginar el miedo y la angustia que estas víctimas de la terrible plaga debían haber sentido cuando morían.


Se dice que la gran cantidad de cuerpos formaron una “capa” de ceniza pegajosa en la parte superior de la tierra de la isla. Los pescadores evitaban la isla, debido al riesgo de encontrarse huesos humanos o partes de los cuerpos. La isla de Poveglia fue evitada durante muchos años después de la plaga. No fue sino hasta la década de 1800 que alguien decidió dar uso a la pequeña isla. Entonces se construyó un hospital para enfermos mentales. Se dice que los pacientes en el hospital mental, inmediatamente después de que fueran trasladados a la isla, comenzaron a tener terribles visiones de cadáveres y de fantasmas de las víctimas de la plaga. Por supuesto, estas experiencias fueron completamente ignoradas por los médicos, ya que los enfermos que decían haber sido testigos de estos avistamientos fantasmales eran considerados mentalmente inestable o completamente locos.

Pero la terrible historia de la isla no acaba aquí, durante la década de 1920 El Director del psiquiátrico comenzó a experimentar con los pacientes nuevos métodos de curación, lobotomías y trepanaciones eran prácticas habituales en los pacientes con herramientas rudimentarias como taladros de mano, cinceles y martillos. Muchos de ellos fueron llevados a la torre del campanario, donde fueron torturados y sometidos a una serie de inhumanos horrores.
Según la tradición, después de muchos años de realizar estos actos inmorales, el malvado doctor empezó a ver los torturados espíritus de los muertos por la peste. Esto le llevó a subir a la torre del campanario desde donde saltó y según una enfermera que fue testigo de la caída, ésta no le mató en el acto, sino que mientras el médico se retorcía de dolor en el suelo, una especie de niebla salió del suelo y lo estranguló hasta la muerte. Se rumorea que el espíritu del médico sigue entre los ladrillos del campanario y alguna que otra noche, se puede escuchar el repicar de la campana en toda la bahía. Aquel acontecimiento fue el final del psiquiátrico que hoy día aún permanece cerrado en Poveglia.
La leyenda dice que el doctor demente sobrevivió a la caída, pero una misteriosa niebla se levantó del suelo de la isla de Poveglia y lo mató.

Durante un tiempo, el gobierno italiano fue el propietario de la isla, pero fue vendida más tarde. El dueño la abandonó en la década de 1960 y fue la última persona en tratar de vivir allí. Una familia recientemente trató de comprar la isla y construir una casa de vacaciones en ella, pero después de pasar la primera noche allí, se marcharon al día siguiente corriendo muy asustados y se negaron a comentar nada sobre lo sucedido. El único hecho que sí sabemos es que una de sus hijas sufrió un desgarro en la cara y requirió catorce puntos de sutura.
Varios psíquicos han visitado la isla y  el hospital abandonado, pero todos ellos han sentido allí un miedo a la muerte atroz. De vez en cuando algunos temerarios han esquivado las patrullas de la policía para explorar la isla, pero todo el mundo que lo ha hecho se ha negado a regresar diciendo que hay una atmósfera pesada maligna, que sientes como si alguien respirara sobre tu cuello, ves sombras en movimiento y que los gritos y gemidos de los torturados que atraviesan la isla hace insoportable permanecer allí.
Post a Comment